Sin Ceros

¿Cómo pudimos perder, si éramos tan sinceros? Charlie Brown, 1963. Diario virtual ciertamente no diario y virtualmente incierto de Issa López, guionista y directora de Efectos Secundarios, Casi Divas y otras curiosidades, quien usa este espacio para no hacer el trabajo que debería de estar haciendo.

jueves, enero 25, 2007

Sanborns y nostalgias

Como no se me ocurre que más ponerles, empezaré con algunas fotos inéditas del rodaje. Aquí, debo de suponer que le digo a Arturo que me duele la nariz. O que use el olfato. Pedro, en tanto, lo mira aterrado, porque en un ensayo previo, Arturo sí se lo sonó en un descuido... en serio. El puñetazo ese del final, en un parpadeo donde se atarugaron los dos, le tocó en la cara al pobre Ignacio. Lo que de inmediato me convenció de que ibamos por el buen camino, pues se veía idéntico que el ensayado, pero con efecto de sonido.

Ahora sí, para entrar en materia, el otro día estaba yo muy contentita, muy feliz, como el director (Maravilloso Darío T. Pié) le dice a la abejita Mimí, cuando suena el teléfono.
Bueno?
Está Issa?
Ella habla...
Habla Alejandro.
Alejandro... qué?
Alejandro Pérez.
Alejandro Pérez de... dónde?
Alejandro Pérez el que iba contigo en la prepa, tarada.
(En este espacio va el apodo de Alex Pérez, que no usaré porque pocas cosas más pinches debe de haber que tu apodo de la prepa en internet para que el planeta entero lo conozca. Así que donde yo ponga **** es su apodo)
*****!!! No mames! Perdón, manito... Qué tú no estabas en Canadá?
Sí, pero vine a México y estoy armando una reunión de la prepa.

Hago una pausa. Evidentemente Alex estaba en Canadá, no vio Efectos, y no entiende la ironía de todo el asunto. Decido no explicarlo, y sólo apunto la hora y el lugar.

Domingo, Sanborns de Tacubaya. Llego tardísimo, después de seis mil dudas de si ir o no. Sigo sin soportar el "Tú eras... Isela? Isolda! No mames, eras nerdísima..." Pero en la mesa sólo están Alex y Valle, que eran dos de las más finas personas en la escuela. Mi propio Ignacio, desde luego, no está. Resulta que se hicieron bolas, y ya ni llamaron a nadie, y estaban muy contentitos y muy felices, y ya ni me esperaban.

El asunto completo resultó espléndido. Debo de decir aquí que me siento profundamente orgullosa de varios miembros de mi generación: Mi mejor amiga, Diana, está haciendo un doctorado sobre la migración en México, y obtuvo el premio nacional de Antropología hace dos años. Andrés Valle es biólogo y trabaja con ejidos en Tabasco, creando campañas de conservación ambiental con los campesinos. Alex es arquitecto en Canadá, con su propio despacho; está diseñando edificios con conciencia ecológica. Y hay muchos más haciendo cosas importantes. De modo que no es necesariamente como en Efectos; que de vez en cuando reencontrarse también es para sentir que estamos en la lucha, que no nos sentamos en un escritorio a callarnos. Que pasar de los 30 no quiere decir que ya acabaste, que o llegaste o no vas a hacerlo nunca. Que de verdad seguimos siendo los mismos idiotas, pero que no está mal ser los mismos idiotas.

Sobre todo, que no tengo ganas de volver a tener 18, ni 20, ni nada. Que estamos perfectamente bien donde estamos. Que nunca mejor que ahora, y que las pendejadas que hicimos, no deben de haber sido taaan pendejadas, porque estamos aquí, ahora. En Sanborns de Tacubaya, riéndonos de las borracheras en el viaje de graduación, del tarado del Gonzo, al que si yo veía -y creo que aún hoy, si lo viera- no podía evitar gritarle que no me hablara, y se alejara 3 metros. De la bronca entre Fernando y Enrique que se madrearon en una pizzería por una vieja y se sonaron en la cabeza las charolas, de los calzones de náilon rojo del Chabelo, de mis lentes de fondo de botella, de las cartas de amor anónimas y de la vez que el Taka vomitó de color azul pastel, saliendo de RockStock.

Al final, para que no me cobraran el boleto del estacionamiento, compré una revista; cosa extraña, compré el Esquire, porque siendo una revista de moda para metrosexuales, en la portada tenía a un chavo sin piernas, sosteniendo un corazón púrpura, que es la medalla gringa del valor demostrado en batalla, en una prótesis de mano, porque también era manco.

Y, cerrando perfectamente mi domingo de reconciliación con la adolescencia, resultó que la revista trata, este mes, sobre el sentido de la vida. No sólo el soldado despedazado en Irak -testamento de una guerra más allá de lo estúpido, y de un pueblo que se lanzó a ciegas, mató niños y regresó a rastras- sino una colección de lo más ecléctica de personajes se lanza a decir lo que ha aprendido en la vida.

De modo que, en los siguientes posts, pienso seguir el ejemplo, y hablar de lo que he aprendido, o no he aprendido, hasta ahora...

En otra cosa, por completo... me han encomendado una tarea, y como soy de las de mejor mañana, se me hizo tardísimo, pero héme aquí, finalmente. La tarea es:


1. Coja el libro que tenga más cerquita.
2. Vaya a la página 123.
3. Váyase ahora a la quinta oración.
4. Copie las siguientes tres oraciones.
5. Publíquelas en su blog junto con el nombre del libro y el autor.
6. Ponga la cadena de tarea a otros tres cristianos.

De "coja", se podría deducir que el originador de esto es gachupín, porque ningún Mexica dice coger sin implicar actividad pélvica. Pero "cerquita" es sumamente Tlaxcalteca, así que sepa. Luego nos habla de usted, de lo que podríamos pensar que es Colombiano... y lo de "cristianos" nos deja adivinar que no es judío, pero considerando que mi apellido es López y no Lombaum, me daré por aludida a pesar de mis confusiones con la fornicación y el paraíso perdido, de las que hemos hablado tan extensivamente ya. Sin más, cumplo, sin traducción, así que me disculpo por el gabacho:

"He did not take care of her, and she died alone somewhere in the dark, and there is no dream nor other waking world and there is no other tale to tell.
On this road there is no godspoke men. They are gone and I am left and they have taken with them the world. Query: How does the never to be differ from what never was?"

El libro es The Road, the Cormac McCarthy, y habla de un padre y un hijo que tienen que cruzar el mundo después del fin del mundo. Una cosa que me está dando pesadillas, pero que no puedo soltar.

Mis tres víctimas?

Escogidas al azar, poniendo el dedo en los comentarios pasados...

Claus, Adelaide, ChatNoir.

Si alguien más se apunta, bienvenido!

Y al retador, gracias. Resultó revelador.

Hasta cuando haya más!

Etiquetas: , , ,

9 Comentarios:

  • A la/s 27 enero, 2007 10:34, Blogger Mario dijo...

    Issa:

    ¿Qué te puedo decir? Muchas gracias por permitirme robarte tanto tiempo de tus madrugadas. Pero si no hacemos el trabajo real, el que de a deveras importa, cuando ya todos se han ido a dormir, ¿cuándo? Yo mismo tengo que ser durante el día un maquilador de ideas para otros, y le robo tiempo a las madrugadas para hacer mi trabajo, el que puedo considerar verdaderamente creativo... Las historias sobre el fin del mundo tienen una fascinación muy extraña para mí. Desde la canción de R.E.M. ("It's the end of the world...") hasta el libro de H.G. Wells ("La guerra de los mundos"), pasando por las vertientes latinoamericanas en "La guerra del fin del mundo" de Vargas Llosa o esa joyita del sincretismo religioso que es "El evangelio de las maravillas" de Ripstein. Me ha dado mucha curiosidad conocer el contexto en el que se ubica esa cita tomada de la página 123. Ni modo, después de Michel Tournier que estoy leyendo ahora, tendré que hacer trampa y colar el libro que comentas entre los que están haciendo fila... Algo tenía el agua que tomábamos en la Prepa 2 de la UNAM, porque cuando han pasado las reuniones de Samborns después de 10 años el resultado no ha sido tan optimista como en tu caso. Sigo esperando que mi amiga que era muy buena en biología descubra la cura contra el cáncer, que mi amigo que era muy bueno para los negocios funde una compañía de internet para que me llame a trabajar, que mi otra amiga que estudio derecho se vuelva jueza del Tribunal de La Haya, y que yo mismo termine esa novela sobre el fin del mundo que empecé a escribir a los 16 años

     
  • A la/s 27 enero, 2007 19:54, Blogger Maresont dijo...

    Hola Issa!

    Pues que padre que tengas ganas de ver a tus amigos de la prepa, en lo personal salvo a los que sigo frecuentando no me interesarìa verlos.

    No es que la prepa haya sido mala, es sòlo que en ese tipo de reuniones te enteras de lo que ha pasado en la vida de personas que ahora ya no te importan, ni siquiera por morbo...

    Y no que no lo engañen, ver fotos de los hijos ajenos no es divertido.

     
  • A la/s 27 enero, 2007 21:58, Blogger ChatNoir dijo...

    Ah, Sanborns y reuniones... tanto que decir. En prepa teníamos esta tropa de teatro con gente muy rara y muy unida, y nuestra misa tradicional era irnos en bola a "hecharnos el cafecito" a Sanborns, aca en mi Chihuahua (Lo digo entre comillas porque yo no bebo cafeína). Total, después de una función de Cuento de Navidad nos fuimos a celebrar a nuestro café favorito, y entre risas y parloteos salió el tema de que carajos sería de nosotros en 20 años. Total, acordamos volver a vernos en el 2024 en ese mismo Sanborns... A ver si sigo yo por estos rumbos vivo y coleando... Y bueno a falta de un blog decente me atrevo a seguir aquí con mi asignada tarea; el primer libro que agarré se llama Warriors: Forest Of Secrets de Erin Hunter, es sobre unos gatos:

    "Fireheart put every last scrap of energy into pushing the mat ahead of him with his nose and paws. His fur was soaked, and he was so cold he could hardly breathe. Rising his head and blinking water out of his eyes he realizedw ith horror that he had lost sight of Graystripe at the river-bank."

    Ah j'ijo! Como que se me pasó la mano en el largo de mi comentario... jeje lo siento! ^_^
    Ah por cierto, Issa, uno de estos teatreros dice que te conoció un día, es que es alumno en el CCC... por ahí si se vuelven a encontrar le encargo un autografo, sale? ;)

     
  • A la/s 29 enero, 2007 08:40, Blogger ::claus:: dijo...

    Hola Issa!
    Pues yo confieso desde ahora que tengo que hacer trampa, porque en la oficina los libros que tengo son manuales de Illustrator y no creo que aporten mucho a la literatura, sin embargo les dejo un extracto de un libro muy interesante, hablando de reencuentros con nuestros contemporáneos. [Claro, en cuanto llegue a la casa, hago el ejercicio en forma y prometo publicarlo en mi blog].

    "Given the vast inequalities we are daily confronted with, perhaps the most notable feature of envy is that we manage not to envy everyone. There are people whose enormous blessings leave us wholly untroubled, others whose minor advantages act as sources of relentless torment. We envy only those whom we feel ourselves to be like; we envy only members of our reference group: There are few successes more unendurable than those of our ostensible equals".

    -Status Anxiety (Alain de Botton)

    P.D. Hablando de status y calcetines rojos... ¿Qué onda con la competencia de bolsas de marca? Aquí en la oficina hay carrera por las de 'Coach'como si fuera asunto de vida o muerte.

     
  • A la/s 29 enero, 2007 12:11, Blogger geekgangster dijo...

    Te cae que ya hay Sanborns en Tacubaya...??!!

    Yo estuve en la prepa 4 .. en la epoca de los panchitos

     
  • A la/s 30 enero, 2007 21:49, Blogger Mario Alviso Becerril dijo...

    Pues... qué decir... no es que quiera herir susceptibilidades pero está demasiado reciente mi prepa como para ver a mis compañeros ya realizados... pero ahi vamos haciendo camino... Abel ya anda haciendo exposiciones de sus cuadros en el extranjero, Ale estudiando a la gente... Mariana haciendo excavaciones arqueológicas, Anet... publicando sus estudios psicológicos en revistas... yo pues ahi ando grabando grupos en la escuela y planeando lo que quiero que sea el proyecto más interesante de mi vida,
    Lo que si es que tengo grandes expectativas de ellos... mmmm... me uniré al juego... el libro más cercano es (el primero en español) El elogio a la locura de Erasmo de Rotterdam "Observad que Platón vislumbró algo de esto cuando escribió que el delirio de los amantes era el más feliz de todos. En efecto, el que ama ardientemente no vive en sí, sino en el objeto amado, y cuanto más se aparta de su propio ser para acercarse a ese objeto, su gozo crece más y más. Cuando el espírito procura separarse del cuerpo de modo que ya no usa apropiadamente de sus órganos, evidentemente es que se produce el delirio"

    bueno... me dió mucho gusto leerte... un abrazo.. por cierto... le platicaste a tu amigo lo irónico que era una reunión de la prepa?????

     
  • A la/s 31 enero, 2007 04:17, Blogger Issa dijo...

    Mario: Robarse, nada que no esté dispuesta a regalar a puños, como notarías en el post de mi distribución de tiempos. Y contigo es siempre un placer. Tournier: desde el Urogallo lo tengo muy abandonado. Qué tal lo que estás leyendo?
    El fin del mundo, la verdad es que siempre está de moda. Se nos viene acabando desde que nos lo entregaron, pero no se deja. Leer de eso es maravilloso, con todo y todo. Por cierto de Ripstein, lo acabo de conocer, y es una delicia de tipo...
    Maresont: No, no es divertido, eso de los hijos ajenos, pero creo que los propios son aún peor. No te preocupes, que el 75% de la población de MI prepa, me produce lo mismo.

    Chat: Desde luego, gatos! Suena de lo más provocativo... qué tal está? Debes de haber odiado la escena del pantunflas en el refri. En fin. 2024. Qué valientes. Pero hay que recordar que el 2000 nos parecía taaan lejano, y que íbamos a ser taaan viejos, y aquí estamos, hechos unos pollitos. El amigo del CCC; cómo se llama? Y autógrafos, ni te preocupes. Me da pena eso de que una firma mía le interese a alguien, pero creo que el 16 hay una autografiada en el Mixup de Universidad, con los actores, y puede que yo ande de arrimada. En cuante se confirme les aviso!

    Claus: No inventes cómo me quedé dándole vueltas a tu cita. Dice Marina que la vergüenza es el único pecado verdaderamente inconfesable, y tiene razón. Lo que no te envidio es lo de las bolsas Coach... acá en el cine mientras más pinche te vistas, más in estás. Está rico eso.
    Geek: Sip, yo dije lo mismo. Está mero enfrente de la embajada Rusa, y como mi escuela -el Vives- está en Benjamin Franklin, ahí cerquita...

    Mario A: Platón! Nos dejaste pensativos a todos. Y delirantes, que nos hemos encontrado ahí más de una pinche vez, sin duda. Yo también fui arqueóloga, como tu amiga, brevemente... y sí, le conté de la película a mi amigo. Quiere que se la manden a Canadá.

    Un beso a todos, y de nuevo gracias por la compañía y la lectura sabrosa!

     
  • A la/s 01 febrero, 2007 19:08, Blogger marce dijo...

    No he tenido mucha oportunidad de extrañar a la gente de mi prepa ni creo que lo haga.La mayoría de las tipas de mi generación han estado conmigo desde kinder a secundaria (colegio de monjas), hasta prepa y carrera conmigo --como si no hubiera variedad de escuelas en Mty-- así que ya cuando nos topamos ni el saludo nos damos, y de mi "amor platónico", que sería de los pocos fuera de mi grupito que me interesaría ver, cuando son las reuniones oficiales y yo me extra produje para que "cayera rendido" el tipín no iba, y claro cuando ando de lo más fodonga es cuando me lo tengo que encontrar.

    Con la tarea del libro,que conste que era el más cercano. Mis amigas lo traen ahorita de "biblia":

    "Attraction principle #51:The relationship may not be right for you if you find yourself jumping through hoops. When something is right, it feel easier and much more effortless."

    -- Why men love Bitches
    (Sherry Argov)

    :S

     
  • A la/s 02 febrero, 2007 11:12, Blogger geekgangster dijo...

    A poco hiban a le Prepa 2..??

    Que extrañas coincidencias

    Yo debi haber ido a esa Prepa ya que vivo en la Ramos Millan

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal