Sin Ceros

¿Cómo pudimos perder, si éramos tan sinceros? Charlie Brown, 1963. Diario virtual ciertamente no diario y virtualmente incierto de Issa López, guionista y directora de Efectos Secundarios, Casi Divas y otras curiosidades, quien usa este espacio para no hacer el trabajo que debería de estar haciendo.

lunes, marzo 29, 2010

Pito, pito, pito




A los siete lo entendimos bien, y luego lo fuimos desentendiendo. Pero teníamos razón: la perfecta venganza es morirse.

Amenazábamos, entre lágrimas y moqueos: ¡Pero vas a ver! ¡Me voy a morir y me vas a extrañar y vas a arrepentirte de tooooodo lo que me hicisteeee!... a quien fuera el futuro deudor en turno; padres obligándonos a hacer la tarea, mejores amigos que nos cambiaban por otros amigos más mejores, hermanas que no nos dejaban jugar con sus barbis.

Lo curioso es que con el crecer primero, y el envejecer después, lo vamos re-aprendiendo. Se nos va muriendo la gente, y vez tras vez, funeral tras funeral, nos sorprendemos de lo perfectamente pendejos que fuimos al no darnos cuenta de la tan única, sabia, indispensable naturaleza del muerto. De no haber pasado más tiempo con él, ella, hasta ello si era un perro. De que el mundo jamás volverá a ser igual en el inmemoriam al que nos obliga su partida.

Cuánto no daríamos por que fuera mentira. Porque no hubiera sido cancer, colesterol, diabetes el asesino. Porque el muerto hubiera sufrido una muerte más misteriosa… desaparecido en altamar, evaporádose en una explosion… que todo fuera el proverbial error, y que ahora regresara. Y después de los festejos, tantísimas preguntas que haríamos. Tantísima más atención con la que escucharíamos las respuestas. Tantísimo respeto demandaría su regreso de la tumba, glorioso, revalorado en toda la esplendencia de su ausencia.

Cristo, un treintañero reputadamente nada idiota, lo sabía muy bien, y lo ejerció como el mejor: muerte de rockstar, regreso de ultratumba, desaparición elegante. El resultado: un club de fans con millones de miembros y dos mil años de fidelidad.

Así que deberíamos de planearlo. El falso cadáver. No debe ser tan complicado, en esta patria de compra-venta de honor y madre, conseguirse una osamenta. Y en esta era de los implantes y las carillas, debe de ser bien sencillo obtener réplicas perfectas de nuestras dentaduras. O poner en escena el accidente en altamar, donde el cuerpo nunca fuera recuperado. Quizás incluso agenciarse una pócima a’la Julieta Capuleto que aparentara la muerte… y que luego nos permitiera volver de la tumba… nomás cuidando, eso sí, de no acabar despertándonos en el agujero, a’la Joaquín Pardavé, o peor, en el horno incinerador, a’la Pavo navideño.

Y después del funeral, dar los –ya demostrados- tres días, y luego volver, como si nada, en el más puro estilo no estaba muerto, andaba de parranda. Y entonces sí. Novios desconsiderados se desvivirían por atender el más leve pestañeo, amigos que ni pelaban se pelearían por llevarte al cine, la familia dejaría de joder para escuchar tus sabiesísimas palabras… hasta el pinche Perro haría caso a tus siéntates y estates. ¿Qué onda? Pa que sepan lo que es bueno, chingá.

Lema que pondero pedir de epitafio, sólo competido por el que intitula este soliloquio bloguero: como pudimos perder… si éramos tan sinceros.

O, o... para inmortalizar una frase de profunda significación y múltiples lecturas que intercambiamos con frecuencia mi querida hermana, Pedro Izquierdo y esta redactora:

Pito, pito, pito.

Ahí se las regalo para cuando no les quede otra cosa por decir.




Etiquetas: , , , , , , , ,

9 Comentarios:

  • A la/s 30 marzo, 2010 08:45, Blogger Sufit dijo...

    No es verdad, a la gente no le gusta que se le trate con toda la apreciación de la vida. Te toman por exagerado, creen que estás enamorado, que eres un(a) dramático(a) sentimental, que no es para tanto. Son etiquetas sociales, solo en situaciones graves te puedes poner sentimental, sin que te tomen por ridículo o débil (o ambos).

    O quizá si son exageraciones, ya que ultimamente la gente se centra tanto en sí que les importa más tomar las luces de los reflectores para brillar un momento por haber conocido al susodicho. O eso estaba leyendo en otro blog ayer.

    Yo no sé, no tengo gente cercana... vienen y van sin saber qué les pasó.

    Si alguien te aprecia en verdad, no necesitaría creerte despedido para darse cuenta. Como dicen, uno lamenta lo que uno mismo pierde con el otro, no propiamente la pérdida del otro.

    Seguro habría que aprender lo que dijo la chavita de la película esa de su cielo dijo; que hay que aprender a apreciar el mundo aunque no se esté en el.

    Pero estamos... todavía... y estaremos de mejor manera si aprendemos eso primero.

    Creo que primero habría que hacerse el muerto para uno mismo.

     
  • A la/s 30 marzo, 2010 15:56, Blogger ChatNoir dijo...

    La muerte, la huesuda, calaca, flaquita o la Nuestra Señora del Ya Nos Cargó...

    Homero Simpson pensó lomismo que tú, querida Issa, y lo puso en práctica: muerte por caida desd euna cascada atacado por castores. El resultado no fue el que él esperaba, aunque se divertió mucho cuidando su tumba.

    Pero estoy divagando. Como dijo el master Chava Flores: "Cuando vivía el infeliz: '¡Ya que se muera!'; y ahora que está en el veliz: '¡Qué bueno era!'"

    Concuerdo con el Sufit, para ser realmente apreciado uno tiene que aprender a querse a sí mismo mientras aún colea, sólo de esa forma comprenderemos que son esos pequeños detalles de nuestros seres queridos los que nos dicen cuanto nos quieren, no las grandilocuentes atenciones post-mortem-resurrectus (que sólo duran hasta que se dan cuenta de que uno ha vuelto de la muerte para quedarse).

    Saludos, Issa. Se te extraña. Sigue posteando ;)

     
  • A la/s 31 marzo, 2010 19:08, Blogger Mile dijo...

    Pues que te puedo decir dear! Cuando la muerte esta a la vuelta de la esquina y en cada crucero, morirse es cosa de la ultima del periodico.. si tienes suerte... ES tan triste que ya nisiquiera sea novedad en una tierra sin ley como la mia... Asi que mejor es vivir y amar y dejar que la muerte te cargue a su tiempo y si es posible, veas un obituario normal y no la primera plana del periodico local de 5 pesos...
    Un abrazote y saludos desde Cd. Juarez, Chih.

    Mile

     
  • A la/s 31 marzo, 2010 22:47, Blogger Rocío dijo...

    Sabes que????
    Pito pito pito
    Jajajajajajaja

     
  • A la/s 01 abril, 2010 17:26, Blogger LuisGabriel dijo...

    Nacer, es empezar a morir... y desafortunadamente hay quienes solo viendo la muerte de otros empiezan a vivir la vida apreciendo lo valiosa que es..

    buen post, me uno a Chat, no te pierdas tanto... espero estes de maravilla...

    Gabriel

     
  • A la/s 03 abril, 2010 14:31, Blogger Josue dijo...

    Asi es issa, uno crece y envejece. Pero parte de ti se ha muerto en ese lapso y recuerdas lo que eras alguna vez o dejaste de hacer, sentir.... Unos le dcien madrurar yo digo que te vas muriendo lento porque asi es esto hagas lo que hagas eso es lo unico seguro y los impuestos claro :P

    Y si el greñas es un cabron tan adorable que supo que todos lo adularian que mejor se fue de tanta falsedad !!!

    There's no time to lose, i heard her say catch your dreams before they slip away diying all the time ...♪♫♪♫

    Saludos issa

     
  • A la/s 17 abril, 2010 18:12, Blogger Sufit dijo...

    En realidad soy La sufit... suffit. Pero bueno, da igual, parece ser que tengo ambiguedad tanto física como virtual, y luego soy el y luago la... como sea.

    En realidad, no me refería a aprender a quererse a uno mismo. Al menos no directamente. Me refería a hacer el ego a un lado, a apreciarlo todo aún cuando tu no importes nada. A dejar de querer ser importante. A observar como la gente juega, se ama, vive, y quererlo. Aunque uno no tenga con quién jugar, aunque a uno no lo amen... a eso me refería con matarse a uno mismo.

     
  • A la/s 11 mayo, 2010 14:11, Blogger ..::Ivvy::.. dijo...

    Hola Issa! Espero que este si sea tu blog, por que me esta costando un trabajo enorme localizarte! En fin. Me presento. Yo soy Ivonne Bedolla, asistente de Francisco Gallastegui, productor de 5.6 Cine, actualmente el produjo la pelicula de "Rock Mari" que se estreno en marzo de este año (www.rockmari.com.
    Basicamente te quiero contactar para hacerte una invitacion. te dejo mi correo: ivonne@cincopuntoseiscine.com
    Te agradecere tu pronta respuesta!

     
  • A la/s 08 diciembre, 2012 21:41, Blogger SINE dijo...

    Necesitamos que vuelvas a escribir!!!! Estos dos años son un martirio sin tener algo bueno que leer!!!

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal